domingo, julio 14

Roboul 2017, delicadeza | EL PAÍS Semanal

Roboul 2017, delicadeza | EL PAÍS Semanal

Hay pureza en el aire y concentración de aromas en la tierra cercana al mar. Matas de romero y lavanda salvaje pueblan las colinas y conviven con pinos y cipreses. Hay olivos cerca de los viñedos. Roboul 2017 ofrece sensaciones de altura y un pacto de intimidad a apenas 300 metros de altitud. El aire frío de la madrugada habla de la uva monastrell, que es azul, mientras que el interior de la bodega, cálido y acogedor, dice bondades de la roja garnacha. La fermentación persiste y llena de sutileza y matices la copa: el vino es limpio y redondo, amable y envolvente. Suavidad de ágata que acaricia las manos y halaga el paladar. Plenitud y sencillez en la abundancia. Finura en el gesto. Discreción. Junto al espliego, amapolas y tomillo, violetas salvajes y flor de cerezo. Huele a monte y a lluvia reciente, a confitura de tomates verdes en la cocina y a la alegría del reencuentro en el quicio de la puerta. 

Ficha técnica

Domaine Danjou-Banessy, Roboul 2017
– IGP Côtes Catalanes, 13%. Viñedos de 30 años en Espira-de-l’Agly sobre suelo arcillo-calcáreo tratados en biodinámica. Monastrell y garnacha (minoritaria), fermentación espontánea del mosto en breve contacto con los hollejos. Prensado suave y 12 meses de reposo en barricas viejas
de roble francés. Embotellado sin intervención alguna. Precio: 16 euros.
Sensaciones
– Cuando un vino contiene paisajes y personas, su belleza se contempla y su verdad se bebe. Son experiencias que ensanchan el espíritu.
A través del cristal
– Cuenco de madera vieja, servilleta y cubiertos de servir de Azul Tierra. Copas para vino tinto de la serie Adina Prestige, de Spiegelau.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte